La Asociación para el desarrollo de El Salvador, CRIPDES,  hace un llamado  a los diputados y diputadas de los partidos ARENA, PCN y PDC  a que voten por la ratificación de la reforma constitucional  incorporando en el artículo  69 de la constitución  el derecho humano al agua y la alimentación. En la legislación anterior, estos partidos votarán, por la reforma constitucional, por tanto están obligados  a hacerlo nuevamente; de lo contrario estarían contradiciéndose y engañando al pueblo en unos derechos tan fundamentales como reconocer que los salvadores y salvadoreños tenemos derecho a tomar agua y alimentarnos.

El Salvador vive en la actualidad un precario balance ecológico que amenaza con volverse en un desastre de proporciones épicas si no se toman medidas para revertir los daños al medio ambiente causados por siglos de explotación indiscriminada.   Nuestro país cuenta con la densidad poblacional más alta de América Latina con una población de más de 300 personas por kilómetro cuadrado. El MARN ha determinado que el 98% del agua de la superficie de El Salvador no es apta para el consumo humano y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe estima que somos el país Centro Americano con menos disponibilidad de agua per cápita, y en un futuro no lejano,  El Salvador enfrentará estrés hídrico.  Al mismo tiempo, más del 88.7% del territorio nacional es vulnerable a desastres naturales y el 95% de la población vive en zonas de alto riesgo.  La Organización de las Naciones Unidas ha categorizado a El Salvador como uno de los países con mayor vulnerabilidad ambiental en el mundo y estudios de la organización German Watch clasifican a el Salvador como uno de los 10 países más afectado por el cambio climático.

A pesar de la evidente crisis ambiental que afecta a la mayoría de Salvadoreños, los diputados(as) de los partidos ARENA, PCN y PDC,  buscan fortalecer políticas públicas y planes de desarrollo macro económico que siguen favoreciendo los intereses de una minoría que solo busca consolidar su dominio económico a través de la explotación de los escasos recursos naturales, sin preocuparse por los intereses de las grandes mayorías. 

CRIPDES demanda.

  •  La inmediata ratificación de la reforma constitucional del Artículo 69 para garantizar el derecho al agua y la alimentación para todos los salvadoreños.
  • Aprobación  e implementación de una ley general de aguas que garantice  la administración publica
  • Aprobación e implementación de la lay de Soberanía alimentaria
  • Aprobación  de la ley de Prohibición de la minería metálica
  • Reforma a la Ley de Protección civil, prevención y mitigación de desastres para incorporar mecanismos en la legislación que promuevan la prevención de los desastres.  

San Salvador, 28 de Abril de 2015

JUNTA DIRECTIVA DE CRIPDES

Design: Estudio Gráfico SV | Website by Heavy Web Design